miércoles, 4 de enero de 2017

EN LA RED DE CUPIDO




Si algunos hombres supiesen cuanto agrada a una mujer un fuerte abrazo, un beso en la frente, una caricia en el rostro, muchos no perderían su oportunidad mirando embobados su trasero.

El error recurrente de los jóvenes es creer que cualquier momento es propicio para seducir a una mujer. Pues, a decir verdad, quien conquista su aprecio es aquel que opta por hablarle de lo lindo que luce su cabello o de lo perfecto que le queda la ropa que viste. 


Ante todo, un hombre jamás debe olvidar que una mujer de verdad valora la cortesía, pues antes que pasear en un carro impresionante, más grata impresión le procura  pasear cogida de las manos. Mostrar que ama y es amada.

Pero de igual modo, en estos tiempos y a cualquier hora, las muchachas aprecian los mensajes virtuales; pero, sobre  todo -nunca lo olvides- aprecian tu atención.  Siempre, y para siempre.



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario